El débil

En el hospital de la cárcel:

-Y dice que esos golpes que presenta se deben a su precipitación.

-Es que soy muy nervioso, ¿sabe usted? Y me gusta hacer las cosas lo antes posible. Así que cuando oí que aquel tipo decía «Soy débil», saque la navaja y le pedí Continuar leyendo «El débil»