La ría de Bilbao ha sido hoy la Gran Vía

El Red Bull Cliff Diving ha congregado a más de 50.000 personas.

Saltando desde el Puente de la Salve.
Saltando desde el Puente de la Salve.

Muchos pensamos que la ría es nuestra principal arteria. Y que está desaprovechada. Y hoy se ha demostrado, como nunca se había hecho. Más de 50.000 personas se han concentrado bajo la lluvia, a ratos intensa, para ver cómo, desde los 27 metros de altura del Puente de la Salve, iban saltando hasta el agua los catorce mejores clavadistas del mundo, dentro del Red Bull Cliff Diving, el campeonato más importante de la especialidad, y que por primera vez ha recalado en Bilbao, en su penúltima parada, antes de concluir en México. Ni siquiera la hora de comienzo del espectáculo (las dos de la tarde, ya que había que hacerla coincidir con la marea alta) ha desanimado a los espectadores, cuyo número ha desbordado todas las previsiones.

No sólo las orillas, sino también el centro de la ría han estado abarrotados.
No sólo las orillas, sino también el centro de la ría han estado abarrotados.

El ruso Artem Silchenko se ha proclamado vencedor en Bilbao, pero, a falta de la prueba de México (el próximo 18 de octubre, en Yucatán), el británico Gary Hunt ha conseguido ya asegurar su victoria en el campeonato de este año.

Hasta un Jeep paseaba por medio de la ría.
Hasta un Jeep paseaba por medio de la ría.

Entre los catorce finalistas había también representantes de los Estados Unidos, Colombia, México, Chequia, Polonia, Ucrania, Francia e Italia.

La competición de Bilbao tiene una característica especial ya que, al saltar desde un puente, los clavadistas no tienen puntos de referencia durante la caída, por lo que la dificultad es mayor que en otros lugares. La de Bilbao ha sido la sexta parada de la sexta edición de este campeonato. Las cinco paradas anteriores se han celebrado en Cuba, Estados Unidos, Irlanda, Noruega y Portugal.

Cayendo desde los 27 metros de altura del puente.
Cayendo desde los 27 metros de altura del puente.

Mientras tanto, a la altura del Puente Euskalduna, junto al Museo Marítimo se celebraba Dibertigarria, donde se han venido desarrollando también diferentes actividades, lúdicas y gastronómicas principalmente, con la ría como centro y motivo.

Exhibición de Fly Board bajo el Puente de Euskalduna.
Exhibición de Fly Board bajo el Puente de Euskalduna.

Así que, con esas dos disculpas, centenares de personas se han echado literalmente a la ría: desde barcos a barcas hinchables, tablas de surf, nadadores, piraguas… Todo ha sido válido para disfrutar hoy de nuestra ría.

Fotos: Javier Bustamante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *