Censura tardía y cutre en Bilbao

Huérfanos de maestros, los censores se las apañaban como podían.

Durante el franquismo, la censura fue un verdadero arte. Había auténticos especialistas en destrozar obras ajenas por un quítame allá esas pajas (con perdón). Es cierto que en muchos momentos rozaban e incluso sobrepasaban el ridículo. Pero también es cierto que había censores que, de no conocer la obra original, era muy difícil descubrir en que tema políticamente incorrecto para la época o en qué sexo había metido mano (nuevamente con perdón) el inquisidor.

Franco murió en 1975, pero se ve que algunos censores aficionados persistieron. Faltos de maestros, tuvieron que improvisar sus dotes, legando a la posteridad obras como las que aquí presentamos, que fueron publicadas dos días seguidos en “El Correo Español-El Pueblo Vasco”, concretamente el 6 y el 7 de abril de 1981.

En ambos casos se trata de anuncios de películas de contenido erótico. No sé como sería la relación entre el periódico y las empresas anunciadoras, pero sí estoy seguro de que yo no habría pagado esta publicidad.

"El Correo Español-El Pueblo Vasco", 6-4-1981.
“El Correo Español-El Pueblo Vasco”, 6-4-1981.

En el primero de los anuncios se presenta la película “Los amores de una ninfómana”, que se estrenaba en el cine Urrutia-1, y estaba clasificada “S” (una clasificación oficial que permitió que empezasen a llegar a los cines las primeras películas eróticas”. En el anuncio leemos: “Desde ‘Garganta Profunda en Tokio’ no se había visto otro film tan audaz”. Y en la imagen que aparece, un joven parece besar a una chica que lleva una especie de vestido medio caído. Entre ambos parece haber algo de ropa (¿tal vez los pantalones de él? Con la calidad de impresión de la época no llega a apreciarse). Pero lo que llama la atención es el sujetador que lleva ella. Se ve que el censor trabajó directamente con rotulador negro y, a la brava, tapó como pudo los pechos, sin preocuparse para nada del diseño y de las proporciones. Buscando por Internet hemos dado con otro anuncio de esa película, en la que el censor ha sido más discreto. Se ha limitado a poner el rótulo de “Clasificada S” sobre el pecho izquierdo de la chica, como puede verse aquí.

"El Correo Español-El Pueblo Vasco", 7-4-1981.
“El Correo Español-El Pueblo Vasco”, 7-4-1981.

Un día más tarde, en el cine Vistarama se presenta un “Grandioso éxito” de Nastassia Kinski. Según el anuncio de “El Correo Español-El Pueblo Vasco”, el título de la misma es “Ninguna ? en el Colegio”. Hay que señalar que la interrogación aparece dibujada en negro dentro de un cuadrado blanco, de forma que destaca más que el resto del anuncio. La película se titula realmente “Ninguna virgen en el Colegio”, pero se ve que al censor del periódico la palabra virgen le pareció demasiado provocativa y no supo tirar de un diccionario de sinónimos para buscar alguna otra con que sustituirla, así que se limitó a poner una interrogación y dejar correr la imaginación de los lectores. Y hay que indicar que en este caso la película era únicamente para mayores de 16 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *